Embolización Tumoral

¿Qué es una embolización tumoral?

Al igual que los tejidos sanos, los tumores necesitan un constante suministro de sangre para crecer. La embolización tumoral es una técnica que consiste en obstruir deliberadamente y de forma controlada el vaso o arteria que provee de sangre a la tumoración.

¿Para qué sirve una embolización tumoral?

Al eliminar el flujo de sangre hacia la tumoración, con la embolización tumoral es posible parar su crecimiento, provocando su disminución de tamaño e incluso eliminación.

Generalmente, la embolización tumoral es una opción para tumores muy vascularizados (meningiomas, paragangliomas o tumores glómicos, hemangiomas) . También puede ser utilizado para tratar miomas uterinos (tumoraciones benignas en el útero) sin cirugía, suspendiendo el riego sanguíneo a los miomas.

¿Cómo se realiza embolización tumoral?

La embolización tumoral se realiza por medio de un cateterismo del vaso sanguíneo. Para realizar de manera precisa este procedimiento, el cirujano se apoya en imágenes angiográficas tomadas antes y durante la embolización tumoral. 

Las imágenes angiográficas le servirán al especialista tanto para diseñar la estrategia antes de la embolización tumoral, como para llevar un control luego del procedimiento.

Primeramente, se localiza el vaso o arteria a tratar y por medio de un catéter (tubo muy delgado) se coloca una sustancia dentro de él para provocar su obstrucción y frenar el riego sanguíneo hacia la tumoración.

Algunos de los agentes embolizantes que se utilizan para bloquear la arteria son las espirales metálicas o coils, líquidos, partículas pequeñas de polivinil alcohol o esponjas de gelatina.

¿Cómo se realiza embolización tumoral?

La embolización tumoral es un procedimiento mínimamente invasivo y que ofrece muy buenos resultados, sin la necesidad de realizar una cirugía abierta.

Otra de las ventajas de la embolización tumoral es la gran reducción del sangrado y de la diseminación tumoral postoperatorias.

Las imágenes angiográficas le servirán al especialista tanto para diseñar la estrategia antes de la embolización tumoral, como para llevar un control luego del procedimiento.

Primeramente, se localiza el vaso o arteria a tratar y por medio de un catéter (tubo muy delgado) se coloca una sustancia dentro de él para provocar su obstrucción y frenar el riego sanguíneo hacia la tumoración.

Algunos de los agentes embolizantes que se utilizan para bloquear la arteria son las espirales metálicas o coils, líquidos, partículas pequeñas de polivinil alcohol o esponjas de gelatina.

 

Newsletter

Una forma de conocer más

 Únete a nuestro newsletter


    Pon tu corazón en manos de expertos.

    Diego Rivera 2386 CER Hospital, Piso 5, Consultorio 505, Zona Urbana Rio Tijuana, 22660 Tijuana, B.C.

    T. 664 208 7909

    Contáctanos llenando este formulario y en breve nos comunicaremos contigo.

      Start Typing